logo smalldev
smalldev informe digital
Tu presencia digital
Forma línea

BLOG

Rebranding. Definición y motivos para implementarlo

El mercado empresarial es muy dinámico, y vivimos en una era en la que se premia mucho la capacidad de las empresas de ir adaptándose a los cambios. Para todo eso, es clave apostar siempre por la evolución, para así poder competir con las nuevas firmas que van apareciendo. Y una estrategia que permite apostar por este cambio es el rebranding, que va mucho más allá de solo cambiar un logotipo; este implica una transformación completa de la identidad de la marca. Sigue leyendo, porque hoy te lo vamos a enseñar todo sobre el rebranding. 
Rafael Serrano Moreno

Rafael Serrano Moreno

ilustración de rebranding

Qué es el rebranding 

El rebranding es una estrategia que busca conseguir una modificación total de la identidad de una empresa. No se centra solo en el logotipo, sino también en el resto de los elementos, como pueden ser la tipografía, los colores, las imágenes… Lo que se pretende es que los consumidores perciban el cambio de la marca y sientan que esta ha ganado en atractivo. Por ejemplo, se puede buscar modernizar una imagen que se diseñó hace algunas décadas y que se siente que ya no encaja con lo que los clientes pudieran buscar. 

La clave de un rebranding es conseguir que se redefina por completo la percepción que tienen los clientes de una empresa, pero también la de los empleados e incluso de los inversores.  

Es una decisión muy compleja y complicada de tomar por parte de una empresa, puesto que implica un cambio radical. No es crear una marca nueva, no es hacer pequeños cambios, sino que hablamos de una adaptación al mercado actual, una evolución. Prácticamente la totalidad de las marcas hacen cada cierto tiempo un rebranding, quizá más discreto en algunos casos, pero siempre se hace. 

Razones para un rebranding 

Pero ¿qué podría llevarnos a buscar un cambio así? Son muchos los motivos que pueden hacer que un rebranding sea totalmente necesario. A continuación, vamos a ver algunos de los más importantes: 

  • Si la empresa se encuentra en lo que podríamos llamar una fase de decadencia, es un momento ideal para hacerlo. Por ejemplo, si sientes que has tocado techo, o crees que la imagen de marca que estás dando no se corresponde con lo que buscabas. Es inevitable que las empresas lleguen a una fase de declive, y, en ese momento, un rebranding puede suponer la diferencia entre un fracaso o un éxito. 
  • También puede darse el caso de que la identidad de tu marca esté obsoleta. Las tecnologías han avanzado mucho, ¡y debemos adaptarnos a ellas! Y eso también puede implicar cambios a nivel visual. 
  • Muy relacionado con los motivos que hemos visto hasta ahora, también debes considerar el factor del avance del mercado. Todo el contexto que rodea a tu empresa te obliga a ir cambiando, adaptándote, para así sacarle el máximo partido a todo eso que no puedas cambiar. 
  • Un rebranding también puede ser necesario en el caso de que el público objetivo de tu firma a no se identifique con ella. Puede que este público se haya ido redefiniendo con el paso del tiempo, avanzando o modificando sus intereses, y es importante saber leer esto y llevar a cabo una buena estrategia. 
  • O incluso puede que se este rebranding sea necesario debido a un cambio interno de tu empresa. ¿Y si el objetivo de esta ha cambiado? En ese momento, ¡todo debe ajustarse! 

Como hemos señalado al principio, pueden darse muchos motivos para que consideremos necesario un rebranding. Sea como sea, lo importante es saber discernir si realmente hay que hacerlo y, en caso de que la respuesta sea afirmativa, saber cómo llevarlo a cabo. 

Etapas del proceso de rebranding 

Un rebranding requiere siempre seguir unos pasos concretos, ir diferenciando las etapas del proceso total, para así conseguir los objetivos. ¡Así que vamos a verlo! 

En primer lugar, es importante que conozcas la historia de tu marca y sepas definirla de forma clara. Junto a esto, debes conocer también tu público objetivo. Así pues, la primera etapa siempre será la de investigación, así como de evaluación. Debes analizar todos los factores de percepción de la marca, las tendencias del mercado e incluso te recomendamos que analices también a tu competencia. De esta manera, podrás contextualizarte dentro del mercado y también decidir qué es lo que no encaja de tu identidad ahora mismo. 

Tras eso, llega el momento de desarrollar la estrategia en el plano más teórico. Con toda la información que se ha recopilado, se elaboran los pasos que se irán siguiendo, los objetivos de este rebranding, los elementos clave que se deberán cambiar y un plan de implementación. Es importante que fijemos metas tanto a corto como a largo plazo, y que comprobemos que ese rebranding hará que nuestra identidad encaje con nuestros valores. 

Por último, llega la fase de implementación. Es entonces cuando realmente se realizan los cambios que podemos considerar tangibles, como un nuevo logotipo, cambio de colores, de mensaje, de tipografía… También es importante estudiar cómo mostrar estos cambios a nuestros clientes, empleados e inversores.  

Casos de éxito y fracasos en rebranding 

A lo largo de la historia del marketing, ha habido una inmensa cantidad de casos de rebranding. Algunos de ellos han sido exitosos, mientras que otros han resultado ser un fracaso estrepitoso. Uno de los ejemplos claros de rebranding exitoso fue el de Apple, que ha pasado de ser una marca tecnológica a mucho más: un símbolo de diseño, de elegancia y de innovación. Otro caso interesante es el de YouTube, que cambió su logotipo tras más de una década; lo que buscaba era modernizarse, adaptarse a las nuevas tendencias. No fue un cambio drástico, pero sí bien acogido. 

Pero, como hemos señalado, hay cambios que no siempre son un éxito. Snapchat es un claro ejemplo de ello, puesto que, en el año 2018, en pleno apogeo, decidió cambiar por completo su interfaz. Y, lejos de ser el éxito que imaginaban, lo que se encontraron fue a una inmensa cantidad de usuarios descontentos que acabaron por abandonar la plataforma. Sin duda, un rebranding bien hecho puede traer consigo muchos beneficios… ¡Pero hay pocas cosas peores que uno mal hecho! 

COMPARTE

Forma línea

BLOGS

Te puede interesar

Ilustración cómo crear una marca

Cómo crear una Marca. Guía completa

Pocas cosas hay más importantes para una empresa como el hecho de crear su propia marca. Es crucial, puesto que tener una personalidad bien definida y mantener una coherencia puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Mas sabemos que puede ser un tema complejo, especialmente para quien no esté familiarizado con estas estrategias de branding. Y es por eso por lo que hemos diseñado esta guía, que te servirá de orientación a lo largo de todo tu proceso. Sigue leyendo y descubre cómo crear tu marca paso a paso.  

Ilustración diferencias entre ERP y CRM

Diferencias entre ERP y CRM

Dentro del mundo empresarial, hay dos puntos que son claves cuando se busca conseguir el éxito: la eficiencia y la gestión de todos los recursos que se tienen. Y es dentro de este contexto que encontramos dos herramientas tecnológicas que son cruciales. Estamos hablando de los sistemas de planificación de recursos empresariales, conocidos como ERP, y la gestión de las relaciones con el cliente o CRM. Y, para saber sacarles el máximo partido a ambos, es vital conocer las diferencias que existen entre ellos, así como sus usos. ¡Sigue leyendo, porque te lo vamos a contar todo! 

Ilustración de Odoo Community y Odoo Enterprise

Odoo Enterprise vs Community. Comparativa entre ambas opciones

Odoo se ha convertido en una de las mejores alternativas para las empresas cuando buscan un sistema de gestión completo. Este software te permite usar una gran cantidad de aplicaciones diferentes, todas ellas integradas entre sí, y con funciones muy dispares: contabilidad, recursos humanos, gestión de inventario, marketing… Sin embargo, hay algo que hace dudar a muchos usuarios, y es que hay dos versiones diferentes: Enterprise y Community. Hoy vamos a explorar cuáles son las diferencias que hay entre ambas, y vamos a comparar sus funciones. ¡No te lo pierdas! 

¿Quieres conocer
tu presencia digital
tomando un café?

Déjanos tus datos y te realizamos un informe de presencia la presencia digital de tu empresa analizando + de 100 puntos.

¿Quieres conocer
tu presencia digital
tomando un café?

Déjanos tus datos y te realizamos un informe de presencia la presencia digital de tu empresa analizando + de 100 puntos.